Colecciones

Desde los tratados de Plutarco y los Essais de Montagne hasta la colección Inquisiciones de Jorge Luis Borges, el género del ensayo no se deja definir más que por si flexibilidad en la expresión y en la articulación temática. Esta colección se dedica a los textos de ensayo en los que grandes escritores han expresado su pensamiento con mayor libertad.

volver
Título: Las manos de los maestros
Autor:
Coetzee, John Maxwell

Traductor: Cristina Piña
ISBN: 978-987-3761-19-5
Páginas: 336
Encuadernación: 16,5 x 24 cm
Comprar

Las manos de los maestros

Ensayos literarios. Volumen II

(2016)

En el primer volumen de sus ensayos, Las manos de los maestros, Coetzee demostró su excepcional aptitud para servirse del sustrato conceptual que ofrecen al crítico las diversas teorías literarias –desde las surgidas de la lingüística hasta el posestructuralismo francés– para abordar a los autores y temas en los que se detiene. Pero como Coetzee, más allá de su carrera académica, es uno de los mayores escritores de la actualidad, esa condición le permite adoptar una perspectiva de singular lucidez, íntimamente vinculada con la sabiduría literaria del gran narrador, así como utilizar un lenguaje ajeno a los tecnicismos propios de la crítica. En el caso de este segundo volumen, centrado casi exclusivamente en creadores literarios –de García Márquez a Hölderlin– y en ese filósofo singular que es Erasmo, la sutileza de sus comentarios resulta todavía más evidente, ya que enfoca a cada uno de ellos con una mirada original. El resultado es un libro no solo para especialistas sino, ante todo, para quienes aman la literatura. Y si resulta especialmente fascinante, se debe a que, incluso cuando se trata de un autor que nos gusta pero al escritor sudafricano no o de otro que no nos convence pero a él sí, su relevamiento de descuidos y defectos en el caso de los primeros nos lleva a replantearnos nuestra impresión, mientras que su indicación de cualidades y recursos nos permite descubrir aspectos que no fuimos capaces de captar y que enriquecen nuestra lectura.  Cristina Piña